fbpx

Fisioterapia en el embarazo

La fisioterapia durante el embarazo ayuda a prevenir y aliviar las condiciones asociadas con los cambios que ocurren en el cuerpo de la madre durante los próximos nueve meses. Estos son, por ejemplo, dolor de cadera, dolor de espalda o estiramiento del recto abdominal, así como incontinencia urinaria y relaciones sexuales dolorosas.

fisioterapia en el embarazo

Fisioterapia en el embarazo – indicaciones. ¿Cuándo vale la pena acudir a un fisioterapeuta?

El período del embarazo y el parto en sí son eventos extremadamente importantes y difíciles para el cuerpo de una mujer, y luego pueden aparecer varios tipos de disfunciones y problemas dentro del sistema musculoesquelético. Dolor de glúteos durante el embarazo, el dolor de espalda, el dolor en las articulaciones o el dolor de espalda al principio del embarazo son algunas de las dolencias más comunes en las mujeres que esperan un bebé.

Los problemas emergentes suelen estar relacionados con el desequilibrio de la musculatura abdominal, aflojamiento excesivo del aparato ligamentoso del suelo pélvico. Puede manifestarse por: incontinencia urinaria en el embarazo, relaciones sexuales dolorosas, sensación de aumento de la presión en el perineo, disyunción de la sínfisis púbica o estiramiento del músculo recto abdominal.

La aparición de este tipo de dolencias provoca problemas que afectan no solo a la forma física, sino también a la psique de la mujer. A veces, las disfunciones son puramente estéticas y pueden persistir durante mucho tiempo, como el estiramiento del recto abdominal. Al mismo tiempo, puede resultar que no sea posible deshacerse por completo del problema. La fisioterapia en el embarazo juega un papel muy importante en la prevención y el tratamiento de este tipo de problemas.

Como enfrentarse a la depresion posparto

Fisioterapia en el embarazo: tipos de tratamientos

Durante el embarazo, la postura y la forma de moverse de la mujer cambian, aumenta la carga en articulaciones, músculos, ligamentos y otras estructuras de tejidos blandos, que se vuelven mucho más flexibles. La mayoría de estas modificaciones se deben a fluctuaciones hormonales. Un fisioterapeuta utiliza una amplia gama de posibilidades que ofrecen los métodos de tratamiento modernos.

Basándose en sus conocimientos y experiencia, selecciona ejercicios seguros para los músculos del suelo pélvico durante el embarazo. Educa en el campo de la estrategia de conducta y la adopción de la postura o posición corporal correcta durante el sueño. Seguir estas recomendaciones ayuda a reducir el riesgo de posibles sobrecargas, molestias en la zona lumbar, la pelvis o las articulaciones.

Los tipos de tratamientos seguros que se utilizan durante el embarazo incluyen:

  • masajes
  • ejercicios de respiración
  • hacer ejercicio en el agua
  • ejercicios de estiramiento
  • ejercicios de fortalecimiento
  • ejercicios anticoagulantes

La aplicación tópica de algunos tratamientos físicos se considera de forma totalmente individualizada, sino que se intenta evitarlo. Esto se debe a los posibles efectos adversos sobre el feto en desarrollo. Es muy importante asesorar a las embarazadas sobre cómo adoptar la postura correcta en reposo y desarrollar conjuntamente estrategias para afrontar el dolor.

Fisioterapia en el embarazo – contraindicaciones. ¿Qué tratamientos y ejercicios no se deben realizar durante el embarazo?

La rehabilitación durante el embarazo debe realizarse con extrema precaución, con el uso de todas las medidas de seguridad. La clasificación incorrecta de los procedimientos realizados puede provocar anomalías en el feto en desarrollo y afectar negativamente el curso posterior del embarazo. En este período, los procedimientos principalmente fisioterapéuticos están contraindicados. Estamos hablando del uso de factores térmicos, como la termoterapia o la crioterapia con el uso de vapor de nitrógeno líquido, especialmente en la forma sistémica.

Diabetes neonatal: Todo lo que debes saber

fisioterapia en el embarazo

Deja un comentario